Connect with us

Colombia

Cielo Gnecco tiene orden de captura y su hijo es acusado ante la Corte Suprema

Fiscalía emite orden de captura en contra de Cielo Gnecco, ex primera dama de César, mientras su hijo Luis Alberto Monsalvo Gnecco es acusado formalmente ante la Corte Suprema de Justicia.

La Fiscalía General de la Nación ha imputado a Monsalvo Gnecco en cuatro ocasiones por tres hechos distintos.

Este martes, en un mismo día, se conoció que las autoridades buscan a Cielo Gnecco para hacer efectiva una orden de captura con fines de detención preventiva, todo mientras su hijo Luis Alberto Monsalvo era acusado formalmente ante la Corte Suprema de Justicia.

En Valledupar (Cesar), la poderosa familia Gnecco sigue en la mira de las autoridades. Por un lado, la exprimera dama Cielo Gnecco Cerchiaro podría ser capturada, a pocas semanas de las elecciones, por orden de la Fiscalía Tercera Delegada ante el Tribunal Superior de esa ciudad, con el fin de imponerle una detención preventiva según los parámetros de la Ley 600 del 2000.

A ‘doña Cielo’ se le busca imponer la equivalente a una medida de aseguramiento en la cárcel por una investigación que cursa en su contra por los delitos de lesa humanidad de secuestro extorsivo y homicidio en persona protegida, pues presuntamente fue determinadora del secuestro y asesinato de dos personas en el Cesar en 2002.

En un principio, la Fiscalía Quinta Especializada había precluido, en enero de 2023, la investigación que llevaba en contra de la baronesa de la región. Sin embargo, el procurador Martín Botero apeló la decisión, por lo que la última palabra quedó en manos de la Fiscalía Tercera Delegada ante el Tribunal Superior,

“Basta la lectura serena, reposada y desprevenida de las declaraciones de cargo para encontrar en ellas con fulgor que comprometen a la sindicada, Cielo María Gnecco Cerchiaro, con la ejecución de los delitos de secuestro extorsivo y homicidio agravado”, precisa la decisión de la Fiscalía, de 31 páginas, del 6 de octubre.

De acuerdo con declaraciones de Julio Manuel Argumedo, alias ‘Gabino’, exintegrante del Frente Mártires del Cesar las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Cielo Gnecco habría ordenado secuestrar y asesinar a Jairo Alberto Hernández y Carlos Alberto Mendoza. Gnecco, presuntamente, le pidió a David Hernández Rojas, alias ‘39’, el secuestro de ambos.

Foto: Colprensa

Ambos hombres eran contratistas de la Gobernación del Cesar durante la administración de Rafael Bolaños Guerrero, el liberal que fue destituido por la Procuraduría en 2003 porque, utilizando la figura de la primera dama del departamento —que era ocupada por su suegra, Cielo Gnecco—, favoreció las aspiraciones políticas de Luis Alberto Monsalvo Gnecco, el hijo de Cielo, el entonces representante a la Cámara que actualmente es procesado en la Corte Suprema de Justicia.

El testimonio de ‘Gabino’, según lo recogido por la Fiscalía, da cuenta de que el objetivo de Cielo Gnecco era obligar a los contratistas a pagar 2500 millones de pesos, que eran parte de una comisión que debían entregarle a la Gobernación como parte de sus labores en la entidad. No obstante, como no entregaron el dinero, la orden fue la de asesinarlos, algo que cumplieron exparamilitares el 8 de noviembre de 2002.

“Cielo María Gnecco Cerchiario y Javier Gámez, según el denunciante Julio Manuel Argumedo García, pidieron a David Hernández Rojas, alias 39, que los asesinara, sugerencia que fue atendida positivamente por este, el 8 de noviembre de 2002, a través de miembros vinculados al grupo criminal”, se lee en la resolución en la que se decreta la detención.

Además, el fiscal tercero delegado, Alberto Ramírez Parra, ordenó practicar varias pruebas, como obtener declaraciones juradas del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso y de otros testigos que permitan esclarecer el rol de Cielo Gnecco con los hechos.

Te puede interesar: Emiten orden de captura en contra de Cielo Gnecco Cerchiario

La orden de captura aún no se ha hecho efectiva. El diario El Tiempo reveló que las autoridades realizaron un allanamiento a la casa de Gnecco Cerchiaro y a su oficina, pero ella no se encontraba en el lugar. Sin embargo, la orden está vigente, por lo que en la capital del Cesar aún sigue su búsqueda, con el fin de que su proceso penal por presuntos nexos con el paramilitarismo siga andando.

Mientras el CTI y los entes competentes buscaban a Cielo Gnecco, ante el magistrado Jorge Emilio Caldas, de la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, se formalizó la acusación al exgobernador y exrepresentante Luis Alberto Monsalvo Gnecco, el hijo de Cielo que, presuntamente, cometió irregularidades en contratos cuando fue mandatario del Cesar.

La Fiscalía General de la Nación ha imputado a Monsalvo Gnecco en cuatro ocasiones por tres hechos distintos.

Aunque la Corte Suprema de Justicia lo absolvió por el delito de corrupción al sufragante, luego de pactos que firmó con invasiones de Valledupar para llegar a la Gobernación en 2011, aún es procesado por ilicitudes en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) y en la contratación realizada durante la pandemia del Covid.

La acusación de este martes llegó, por parte del fiscal Hernán Suárez Delgado, por un proceso que se sigue en contra de Monsalvo por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación. Ese mismo caso llevó al Tribunal Superior de Bogotá a imponerle una medida de aseguramiento en su domicilio en agosto del año pasado.

Monsalvo, aunque ganó las elecciones de 2019 para volver a la gobernación, ha sido apartado de su cargo dos veces. Una, por orden de la Corte Suprema de Justicia, al imponerle como pena cinco años de prisión que después le fueron revocados por la Sala de Casación Penal; otra, por la detención domiciliaria ordenada por el Tribunal Superior. Actualmente, está suspendido, y el gobernador encargado es el exsecretario de Medioambiente Andrés Meza Araújo.

Es la segunda vez que la Fiscalía acusa al exmandatario ante la Corte Suprema por la contratación del PAE. De acuerdo con las pruebas del ente investigador, durante el primer período de Monsalvo como gobernador, en enero de 2015 firmó un contrato sin estudios previos ni pliegos de condiciones ajustados, por lo que el consorcio con el que se pactó habría recibido más de 2900 millones de pesos del erario.

Lee también: Imputarán a gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalve Gnecco, por irregularidades en el PAE

“Otra de las irregularidades que logró detectar la Fiscalía fue la posible falta de seguimiento y control al contrato, hecho que vulneró los derechos de los estudiantes de colegios públicos del departamento”, señaló el ente acusador en junio del año pasado, cuando anunció la imputación para Monsalvo Gnecco.

La audiencia de acusación de Monsalvo estaba prevista para el mes pasado. Sin embargo, tuvo que suspenderse porque la Gobernación del Cesar pidió actuar como víctima debido a que los desvíos de dinero habrían afectado al ente territorial. Hoy, la Sala de Primera Instancia rechazó la solicitud porque podría haber un conflicto de intereses, aunque hubo un salvamento de voto.

La abogada de la Gobernación, Johana Villarreal, apeló la decisión, argumentando que es representante de la entidad y no del procesado Monsalvo, así como que tanto ella como la Contraloría podían ser víctimas sin ningún problema. Por ello, pidió a la Sala de Casación Penal que la ratifique como tal.

Villarreal había pedido, además, suspender la diligencia. Esa solicitud en particular fue apoyada incluso por el abogado de Monsalvo Gnecco, el expresidente de la Corte Suprema José Luis Barceló.

La apelación fue concedida, pero no la suspensión. Así, poco antes de las doce del mediodía, el magistrado Caldas le comunicó a Luis Alberto Monsalvo que formalmente fue acusado. Esta es la penúltima etapa antes de realizar un juicio, por lo que se espera que en los próximos días la Corte defina la fecha en la que se desarrollará la audiencia preparatoria, en la que se establecerán cuáles son las pruebas que se debatirán en el futuro.

Por lo pronto, Cielo María Gnecco Cerchiaro, quien ha sido primera dama o primera gestora del departamento en cuatro oportunidades, y Luis Alberto Monsalvo Gnecco, gobernador en dos ocasiones, siguen en la lupa de la justicia. La familia más poderosa del Cesar tendrá que responder ante las autoridades, mientras sus aliados esperan los comicios del 29 de octubre. «El Cesar te quiere y te apoya», publican algunas personas en honor a la ‘cacica’ política.

Colprensa.

Sigue a RTVC Noticias y mantente conectado
Salir de la versión móvil